Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2005

Blog en construcción

Hola. No he escrito nada en el blog porque ando tras un escrito y una biografía que hace tiempo me llamaron la atención, que quiero colocar aquí. Les adelanto que se trata de Mike Royko, un columnista norteamericano que ganó el premio Pulitzer en 1972, si la memoria no me falla. Escribió para varios periódicos estadounidenses, siendo el último de ellos el Chicago Tribune. Ya verán que el tiempo de cocción y espera valió la pena. See you soon.

Pequeña historia de un pequeño contratiempo

Hoy se me acabó la buena suerte con el metro. Hasta ahora me había salvado de calarme algún retraso grave por fallas técnicas, y eso que yo lo estoy usando casi a diario. La gran solución para Caracas, como se le conoció a principios de los '80, ya no lo es como antes. Escaleras dañadas, vagones sin aire acondicionado y ahora, para completar, la inseguridad que lo obliga a uno a cargar el morral adelante, como si estuviera con barriga de nueve meses.

En el túnel entre Chacaito y Chacao, se oyó la voz del operador por los altavoces: "Se ha detectado una puerta abierta en este tren. De haber realmente una puerta abierta, favor pulsar el botón de emergencia." Resulta que sí había una puerta entreabierta. En mi vagón.

Pulsaron el botón, el ooperador detuvo el tren en pleno túnel y lo apagó por completo. O sea, oscuridad total y cero aire acondicionado. A una hora pico como las 6 de la tarde. Como es de suponer, la gente se empezó a amotinar por el tiempo transcurrido …

Chistes (I)

Hoy ando con el ocioso a millón y como no tengo ganas de ponerme profundo hoy (¿En algún momento me he puesto profundo en el blog?), les pongo unos cuantos chistes. Hay de todo, estúpidos y buenos. Salud.

Jaimito le pregunta a su mamá:
- Mami, ¿los bombillos se comen?
- No, hijo. ¿Por qué me preguntas eso?
- ¡Ah, es que yo anoche escuché a mi papá diciéndote “Apaga la luz y métetelo en la boca”!

Uno machista:
- ¿En qué se parecen las mujeres a las hormigas?
- ¡En que les tapas el hueco y las vuelves locas!

Uno feminista:
- ¿Por qué las mujeres ahora casi no se están casando?
- Porque por tener sólo 10 cms de chorizo les toca llevarse el cerdo completo.

Uno malazo:
- ¿Qué es alternativamente negro, blanco, negro, blanco, negro, blanco, negro, blanco, negro, blanco, negro, blanco y rojo?
- Una monja rodando escaleras abajo.

Uno de gallegos:
Una parejita que está “urgida” se va a un matadero (…

Ejem, ejem...

Hola again. Ayer andaba apurado y no tuve chance ni de escribir. Aparte de que no tengo computador ni esperanzas de comprarme uno a largo plazo.

De hecho, ni siquiera tenía pensado escribir nada aquí hasta no salir de mi recurrente depre-despecho-guayabo-luto. Pero comentaron mi anterior entrada (¡Gracias, yuritalinda! ¡Espero no ser el único de mi especie, jejeje!) y preguntaron de qué planeta era. Así que ahora tengo una pregunta para las mujeres: ¿Creen que los hombres tenemos sentimientos? Comenten, comenten bastante y si quieren díganme por qué creen que los tenemos o no. Pura curiosidad científica, ganas de tabular un ratico y, de paso, conocer un poco más de la siempre intrincada psiquis femenina. Los resultados —si los hay, claro— los reflejaré en alguna otra entrada de este blog. See you soon.

Vacío

Eso es lo que uno siente cuando se acaba una relación. Así se siente uno como hombre al final. Y peor para uno por varias razones: uno suele encerrarse en sí mismo (bueno, yo no tanto) y lo habitual es que al terminar la relación, termine un ciclo. Esto guarda mucha semejanza con el fallecimiento de un ser querido: silencio total. Nada. Vacío. Una página totalmente en blanco, y uno sin un lápiz o bolígrafo, con la inspiración seca, el ánimo hecho pedazos, un odio oceánico hacia todo lo que tenga que ver con el planeta y la mente en blanco. ¿Quién anotó la placa del camión?

Si las chicas creen que los hombres no sufrimos con el término de un noviazgo, sepan que no es así. Sí se sufre. Se llora a mares, sobre todo cuando la cosa se acaba en contra de la voluntad de uno. Uno reniega hasta decir basta. El resentimiento, la soledad y la tristeza crecen en proporciones idénticas. El callejón sin salida está ahí, con las paredes bien lisitas, como para que uno no pueda ni treparse agarránd…

Murphy aplicado al despecho

Hasta hace cinco meses tuve novia. Una relación muy hermosa e intensa que se acabó, entre otras razones, porque era a distancia. Ella vive en Barquisimeto y yo, en Caracas. No teníamos dinero suficiente para vernos con la frecuencia que hubiéramos deseado y es mentira que al amor lo aguanta todo. Una relación mantenida a punta de mensajes de texto exige un contacto mucho más cercano y frecuente a la larga. Al final, la separación fue dolorosa y el silencio que le siguió, tan súbito que parecía que cada uno hubiera muerto para el otro.

Eso pasó en junio. Yo, que amaba y amo aún a mi ex, afronté mi inesperada soltería lo mejor que pude y pensaba que había pasado esa página... hasta ayer.

4:40 p.m. Estoy metido en un metrobús que avanza a 30 metros/hora cuando suena mi cel. El número no es conocido pero veo que el código de área es de Lara. Se activa el alerta roja en mi cabeza y respondo. El sonido es malo pero alcanzo a distinguir una voz femenina que me saluda "Holaaaaaaaa…

Sexo, amor, moral, valores...

Antes de empezar: lo que estoy a punto de escribir refleja mi punto de vista muy personal sobre el tema. Respeto profundamente todas las posturas que surjan a partir de lo que lean aquí y acepto comentarios, siempre en un lenguaje de altura. No pretendo cerrar el tema aquí. Es sólo mi opinión y ya.

El tema de las relaciones sexuales siempre es espinoso por el trasfondo moral que encierra. No hablo de las relaciones prematrimoniales porque estaría metiéndome con preceptos eclesiásticos a los que no suelo tomar muy cuenta porque la iglesia, como toda institución dirigida por hombres, no está excenta de errores ni es infalible. Me refiero a ese conflicto que tienen muchas personas acerca de si tener sexo o no con alguien a quien no se ama. ¿Desligar sexo de amor o no?

Hasta hace muy poco yo sostenía firmemente que el sexo siempre tenía que ir de la mano del amor. O sea, que sólo podía tener relaciones con alguien de quien estuviera profundamente enamorado y que me amara con esa misma inten…

¿Respuesta definitiva?

Todo el que vea el título puede imaginarse más o menos por dónde van los tiros. Y es que deben quedar muy pocas personas que no se hayan instalado un miércoles en la noche frente al televisor a ver la versión venezolana de Quién Quiere Ser Millonario, el famoso programa de preguntas y respuestas creado en el Reino Unido por la productora Celador. Ya son varias las franquicias de ese programa abiertas exitosamente en el mundo, y aquí en Venezuela el programa ya lleva cinco años en el aire, siempre conducido por Eladio Lárez.

En la universidad donde estudio, varios hemos ido a competir a ese programa, algunos con más éxito que otros. Del grupo de panas, cuatro hemos pasado al centro del escenario, hemos respondido unas cuantas preguntas y sacado una buena pelotica de plata, aparte de haber vivido la experiencia de la grabación que es simplemente genial. Genial por todo: los nervios —que nunca faltan en experiencias así—, la posibilidad de ver los detalles de cómo se graba un programa de …

Cogito ergo sum? O sum ergo cogito?

Con 31 años de edad encima, lo menos a lo que uno tiene derecho es a preguntarse si lo que está estudiando fue bien elegido. Menos después de haber peregrinado por dos universidades, intentando infructuosamente sacar un título en Ingeniería.

Pero igualito uno siente de vez en cuando el puto gusanito de la duda. Y empieza el cuestionario interno: ¿Estaré bien encaminado? ¿Me estoy esforzando lo suficiente? ¿Sé todo lo que debo saber acerca de mi carrera? Y la peor de todas: ¿Realmente ejerceré mi profesión después de graduarme?

Así me ha pasado durante las últimas dos semanas. Ha sido un tiempo en el que los profesores parecen haberse puesto de acuerdo para acabar con mi vocación —actualmente estudio periodismo en la UCAB— y quitarse un competidor del camino. ¿Que cómo lo he afrontado? Pues nada, como uno afronta ese tipo de dudas: recaba más información y sigue adelante mientras tanto. Ya me meteré de nuevo y contaré cómo resolví esta estúpida duda, si es que.

P.D.: la última entrada que…