domingo, septiembre 23, 2007


De Todo un Poco (IX)

Cosas por las cuales arrecharse estando en la calle

Que te montes en un autobús bien lleno de gente y te toque monear agarrado de la puerta porque hay unos imbéciles en el medio del pasillo y no se corren.

Que vayas caminando por tu derecha y haya un desgraciado delante de ti que se para en seco. Toca desviarse en un nanosegundo para no estrellarse de narices contra el pedazo de animal que ni cuenta se da.

Que la luz cambie a verde y el primer carro de la cola no se mueva porque el retrasado mental del conductor está hablando por el celular.

Que estés tratando de pasar por un torniquete en el metro y un tarado delante de ti esté atascado porque el ticket no le pasa. Y el muy TARADO insiste e insiste con el ticket sin importarle la fila que se formó detrás.

Que vayas caminando de lo más happy y de repente... SPLUT… pisaste un chicle, se estiró y la suela de tu zapato se convirtió en un cometa de chicle. ¿Por qué DIANTRES la gente no bota el chicle en una papelera? Cerdos…

En días de lluvia: que estés caminando y a tu lado pase un carro que literalmente te baña con el agua que levantó de un charco. ¿Es deporte, les dan puntos por mojar peatones/ser coños de su madre o simplemente les quitaron el oxígeno al nacer?

Que agarres UN artículo en el mercado, te pares en la cola de la caja que dice “Diez artículos o menos” y delante de ti haya alguien con una cesta llena hasta el techo de artículos. De paso tienen las perras bolas de decir “¡Ah, pero yo los llevo en la mano!” y para rematar pagan con una tarjeta de débito que debe ser pasada tres veces.

Que hagas una llamada a algún servicio (compra de boletos, consulta de saldo del cable, atención al público en general), te salga el menú ese de “Para tal opción, marque uno, para tal otra, marque 3, para aquella opción puye asterisco” y te dejen en espera. Y cuando te contestan… se cae la miserable llamada porque tu tiempo de espera excedió el máximo.

Que, por no tener impresora en tu casa, tengas que irte a un cybercafé a imprimir algo, estés bieeen apurado… y te den una computadora que se guinda con más de un programa en ejecución. Además, el que te atiende te tuerce los ojos cuando le pides cambio de máquina, como si te estuviera haciendo un favor. ¿No te pagan para atender público, pedazo de rémora?

Que quieras comer en la feria de algún centro comercial y todas, toditas las mesas estén ocupadas por gente que en algunos casos ya terminó de comer y está aplastada en sus asientos conversando de lo más tranquila.

Que estés en el cine y algún infeliz se ponga a hablar por el celular en plena película.

Estas son algunas cosas. ¿Qué tal si ustedes siguen la lista? Esto es material para un post solo, seguro, pero las contribuciones externas siempre son bien recibidas.

Epílogo (casi)

Ya el fin del camino está más cerca. La tesis fue entregada, está en la escuela y ya tengo fecha de defensa: martes 9 de octubre, a las 2:00 p.m. Ya les contaré cómo me fue, la nota que saqué y demás cosas. Por lo pronto, sigo en mi trabajo y al mismo tiempo preparo la defensa para que quede lo más completa posible y eso contribuya a reducir los nervios. Nos vemos…

martes, septiembre 18, 2007


Template at work





Como suele suceder cuando hay un cambio de plantilla, este blog está a medio modificar. De repente, si me la totoquera, le meteré un poco de cambios más a esto y ni siquiera dejaré esta plantilla sino otra mejor (ya ven que el texto es demasiado grande con esta). Por lo pronto, aquí está esto. Nos vemos.