Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2013

Unas cuantas lunas...

Imagen
Las que tenía sin tocar este rincón personal que abrí hace varios años. Caí en ese error cuando entré a Twitter, hace ya casi 6 años. La comodidad de escribir algo corto, que le llega de inmediato a cientos de personas hizo que me desentendiera de este blog. Aparte de eso, la llegada de María Gabriela y mi graduación de la UCAB cambiaron mi panorama y escribir aquí dejó de ser una prioridad para mí.
Por otro lado, siempre me he sentido mucho más cómodo llevando mi vida a través de rutinas bien definidas. Llámenme aburrido o gris si les parece, pero el hecho es que siempre me ha gustado más vivir así. El problema está que semejante estilo de vida aporta muy poco material para escribir en un espacio como este. Y, por muy grande que sea la tentación, me niego a convertir mi blog en una trinchera política. Además de los muchos problemas que tiene —y que casi todos padecemos—, Venezuela sufre una terrible indigestión de política y de eso no puede salir nunca nada bueno. Prácticamente todo…